Preguntas Frecuentes

La tarea del topógrafo es previa al inicio de un proyecto de un arquitecto o ingeniero, estudiando todos los incidentes naturales y artificiales que aparecen en el terreno.

Realizado el proyecto en base a este “Levantamiento”, el topógrafo se encarga del “replanteo” del mismo: ubica los límites de la obra, los ejes desde los cuáles se miden los elementos (pilares, tabiques…); establece los niveles o la altura de referencia.

El trabajo para particulares va enfocado a medir las propiedades de los mismos, para certificados de superficie, particiones y segregaciones, modificaciones catastrales, etc.

El deslinde es el derecho que corresponde al propietario de una finca a cercarla, colocar mojones o hitos para deslindarla de las fincas colindantes.

Cuando existe discordancia entre los propietarios de dos, o más, predios colindantes, acerca del lugar en que debe establecerse la línea divisoria entre las mismas, surge la necesidad de deslindar esa línea divisoria. Este deslinde se puede llevar a cabo mediante acuerdo de todas las partes interesadas. Cuando no ha sido posible el acuerdo se establece un procedimiento judicial para que establezca los límites de cada finca.

Como consecuencia directa del deslinde se realiza el amojonamiento, que consiste en marcar de forma física estos límites sobre el terreno.

 

El deslinde puede ser amistoso, o bien judicial.

*El Deslinde Amistoso se efectúa entre propietarios. Para la realización de este tipo de deslinde se realizan los siguientes pasos:

  • Citación formal de los dueños de las fincas colindantes.
  • En la reunión se designarán peritos y se redactará un documento con las fincas implicadas, reparto de gastos…
  • Los peritos consultarán la documentación.
  • Se efectuará un replanteo con estacas y se comprobarán los lindes.
  • Si los propietarios están conformes se efectúa el acta de deslinde.

En el caso de realizar amojonamiento:

  • Se efectuará el acta de deslinde y amojonamiento.
  • Si no hay conformidad, se procede a medir los terrenos.

*El Deslinde Judicial tiene lugar cuando los propietarios no llegan a un acuerdo y recurren a la ley.

Los motivos más comunes por los que se efectúa el deslinde de terrenos son:

  • Evitar intrusiones en fincas propias, normalmente por parte de los vecinos.
  • Aclarar los términos de una herencia.

El amojonamiento es la acción de señalizar los linderos de una finca mediante mojones o hitos, para plasmar de forma física los límites de la propiedad, ofreciendo de forma visual e in situ el resultado del deslinde.

La referencia catastral es el identificador oficial y obligatorio de los inmuebles. Consiste en un código alfanumérico, formado por veinte caracteres, que es asignado por el Catastro de manera que todo inmueble debe tener una única referencia catastral.

Ejemplo:    9872023 VH5797S 0001 WX

Los siete primeros identifican la finca o parcela, los siete siguientes indican la hoja de plano donde se ubica, los cuatro siguientes identifican el inmueble dentro de la finca y, finalmente, los dos últimos son caracteres de control que permiten conocer si los dieciocho anteriores son correctos, impidiendo (o detectando) errores de grabación.

La referencia catastral ha de constar, de uso OBLIGATORIO, en el Registro de la Propiedad.

La referencia catastral se puede conocer mediante los siguientes documentos:

  • Consulta o certificación catastral electrónica, obtenida a través de la Sede Electrónica del Catastro.
  • Certificado del Catastro emitido por sus Gerencias.
  • Último recibo justificativo del pago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles.
  • Certificado emitido por el Ayuntamiento, en su caso
  • En las escrituras públicas en las que conste la referencia catastral o mediante información del Registro de la Propiedad cuando figure inscrita.

La referencia catastral permite la localización de los bienes inmuebles en la cartografía catastral, con lo que se sabe con exactitud de qué inmueble se trata en los negocios jurídicos (compra-ventas, herencias, donaciones, etc.), no confundiéndose unos bienes con otros. Además, con la constancia de la referencia catastral se proporciona una mayor seguridad jurídica a las personas que realicen contratos relativos a bienes inmuebles, constituyendo una herramienta eficaz de lucha contra el fraude en el sector inmobiliario.

Por todo ello, la referencia catastral debe figurar en todos los documentos que reflejen relaciones de naturaleza económica o con trascendencia tributaria vinculadas al inmueble, tales como instrumentos públicos, mandamientos y resoluciones judiciales, expedientes y resoluciones administrativas, documentos privados que tengan por objeto bienes inmuebles.

 ¿Cómo puedo conocer la referencia catastral de un inmueble?